OLYMPUS DIGITAL CAMERA

/” Volkert Olij”, de Dosmildiez/

Conocí a Volkert Olij en diciembre de 2009 en La Haya, en la inauguración de una exposición colectiva en la galería Het Cleyne Huys, en la que ambos participábamos. Me llamó inmediatamente la atención la calidad que desprendían sus telas. La textura, la atmósfera y la serenidad de sus composiciones me impresionaron. No me pasa muy a menudo, por lo que disfruté el momento.

Me lo presentaron y le hablé del punto de encuentro que creí percibir en su trabajo entre Vermeer y Mondrian, dos artistas holandeses que admiro profundamente.

Siempre digo que referenciarse bien es una manera excelente de ponerse a trabajar. El arte está muy globalizado, todos los artistas de mi generación tenemos una información parecida. Cada uno hace su propio cóctel: un 5% de Málevitx, un 22 de Picasso, un 60 de la Escuela de Nueva York y unas gotitas de Miró, sazonadas con un chorro de Pink Floyd, le permiten a un pintor afincado en el Soho de Londres realizar una pintura personal que puede ser extraordinaria. Su vecino de taller en Berlín ha optado por añadir algo de escultura vasca (más Oteiza que Chillida), mantiene a Picasso en una proporción parecida, añade ingentes cantidades de ópera y la prosa fluida de Paul Auster, a las que suma Henry Moore, Richard Hamilton y Anselm Kiefer en cantidades similares, y el resultado también debe ser personal y puede resultar interesante.

Creo que a Olij le gustó que le hablara de esta dualidad entre una técnica figurativa muy depurada y el fondo constructivista que me llevó a mencionar a Mondrian. Supongo que con frecuencia el público se queda más con lo primero.

Unos meses más tarde Ellen Cleyndert me propuso exponer de nuevo y yo le hablé de la posibilidad de compartir la sala con Volkert. Le expliqué que admiraba su obra y que me interesaba la idea de exponer juntos. Aparentemente somos muy distintos, pero creo que tenemos algunos puntos en común. Sus pinturas realistas, de una técnica impecable, contrastan con el expresionismo de mis Meninas, pero unas y otras tienen un fondo geométrico que, para mí, muestra evidentes paralelismos. Nuestros cócteles están servidos por una experimentada escuela de hostelería cuyos orígenes se remontan a principios del siglo XX, a la revolución de Octubre, donde se gestó el constructivismo ruso, pasa luego por la Bauhaus, en Alemania, sigue por los Países Bajos y desembarca en Nueva York. O, lo que es lo mismo, empieza con Málevitx y sigue con Klee y con Mondrian hasta que éstos se nacionalizan americanos.

El proyecto tiene sus dificultades, porque la producción de Olij es muy limitada, diez o doce cuadros al año, y porque su cotización es sensiblemente más alta que la mía. Tiene su explicación, desde luego, aparte de que precio y valor son dos conceptos que raramente coinciden. Mientras Olij pinta un cuadro yo pinto diez o doce que, además, normalmente son bastante más grandes. Eso quiere decir dos cosas: que para expresar una emoción parecida yo preciso de más metros cuadrados de tela y que al final yo soy más caro, porque diez cuadros grandes acaban costando más que uno mediano, aunque éste tenga un precio de venta bastante más elevado que cualquiera de los otros.

Hablando de cosas serias, pienso que descubrir nuestros puntos en común es interesante y puede resultar revelador en el contexto actual en el que vive y se desarrolla esta cosa un tanto extraña que es el arte contemporáneo. Decir en voz alta y clara que no importa el estilo, que lo verdaderamente importante es la intensidad que es capaz de transmitir el artista y desmarcarse de las modas del momento (que son, por definición, efímeras) es un reto irresistible para mí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s