104 aníbal
Foto Maria Alzamora

Primer intento:

No votaré porque no confío en ellos. No creo que nuestros políticos sean los más capacitados y los mejor preparados. Mi madre solía decir que habíamos pasado de ser gobernados por los primeros de la clase, en los albores de la democracia, a serlo por los últimos y, poco más tarde, por los que ni siquiera habían asistido a clase. No creo que sean honrados, aunque algunos posiblemente sí lo fueron de inicio, antes de profesionalizarse. No quiero legitimar con mi voto la actuación de un gobierno de mayoría que interpreta que la democracia es eso: el gobierno de la mayoría, y no el respeto por la minoría. Y que, como consecuencia de esta aberración moral que es la “mayoría absoluta”, puedan quedar impunes crímenes contra la humanidad, como la entrada de mi país en la guerra de Irak, en contra de los deseos expresados por la mayoría de los ciudadanos. Guerra que además de injusta, ilegal, desproporcionada y sangrienta fue alimentada por mentiras públicas de responsables políticos que no las han asumido nunca con claridad. Tampoco quiero apoyar con mi voto un sistema en el que los ex presidentes y otros ex altos cargos cobran con generosidad y un estudiado retraso los servicios prestados a multinacionales de las que nada sabemos, en realidad.

El martes pasado fue el día internacional de los refugiados y, de repente, la gente se acordó de ellos.

Segundo intento:

Todo es cuestión de prioridades, me dicen algunos de mis amigos nacionalistas, consigamos la independencia y después solucionaremos nuestros problemas sociales. Luchemos -me dicen una y otra vez mis amigos progresistas- para erradicar la corrupción, el cáncer que nos corroe por dentro, y después afrontaremos nuestros retos sociales, que son formidables: el calentamiento global, la sanidad, la educación, la pobreza, la desigualdad y el capitalismo salvaje, mal llamado neoliberalismo, aquel que se rige por la máxima de siempre: “robar a los pobres para dárselo a los ricos”.

Mientras todo esto sucede, en el Mediterráneo se libra cada día una batalla terrible, pero la palabra “refugiados” sólo aparece el día internacional del refugiado. Europa mira hacia otro lado. Sabe hacerlo, lleva generaciones practicándolo: el pueblo alemán durante el nazismo, Austria durante la integración en el III Reich. Francia durante la ocupación o España bajo el franquismo. Somos expertos en mirar hacia otro lado.

Tercer intento:

Soy catalán y estoy a favor del derecho a decidir de los kurdos, los armenios, los corsos y los escoceses, pero también de los alicantinos y los bávaros, si se llegara a plantear la cuestión. Lo que me cuesta de entender, hablando de prioridades, es que seamos capaces de enfrentarnos al gobierno central para forzar un referéndum vinculante sobre la Independencia y, en cambio, no podamos hacer lo mismo para exigir la cuota de refugiados que nos corresponde.

La independencia puede esperar, los refugiados no.

Cuarto intento:

A mi padre le cogió la guerra por sorpresa en Barcelona (era de Palma de Mallorca), recién acabada la carrera de Aparejador. Fue reclutado inmediatamente y nombrado teniente, del cuerpo de Ingenieros. Se dedicó a construir fortificaciones. Dos años más tarde ascendió a capitán. Poco después, estando en Barcelona de permiso, se organizó un desfile y le pidieron que participara, pero no pudo hacerlo porque no sabía desfilar.

Quiero decir que no era un militar profesional, sólo un joven mareado por la Historia.

Le tocó perder y pasó a Francia por Portbou, al mando de un camión atiborrado de desgraciados como él. Me contó que el avance era tan lento que la mayor parte del recorrido lo hizo caminando junto al camión, cediendo su asiento en la cabina a una mujer con dos niñas pequeñas.

Acabó en un campo de concentración en Argelés, en la playa, en invierno, con un frío brutal, custodiado por tropas senegalesas francesas.

Los refugiados del Mediterráneo no son como nosotros, son nosotros.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s