ROJO ROTHKO I
Foto Maria Alzamora

Sólo hay una cosa peor que los períodos de incertidumbre: los de inseguridad (aunque con frecuencia vengan asociados, no son la misma cosa). Cuando no sabes qué pintar, siempre puedes visitar tu propia obra en busca de caminos iniciados y abandonados, por si ahora te apetece explorarlos. Me costó años dar con esta fórmula mágica. Después, descubrí que era una pócima que solo remediaba algunos males, pero tenía una virtud: te ponía en movimiento. Lo demás es cosa del azar.

Estos últimos meses oscilo entre lo uno y lo otro. El no saber qué lo resuelvo con la búsqueda desesperada del alma de la Menina, hace tiempo convertida en un icono de la feminidad. Y, por lo tanto, de la fertilidad. Debería, pues, saciarme. Pues no. En la búsqueda del conocimiento tengo la serie de los “árboles de la ciencia”, pero con ellos me pasa como con la primera parte de Los detectives salvajes, de Roberto Bolaño, es tan buena que no pude seguir con la segunda. En mi caso, esta primera parte es el mural que pinté para la exposición dedicada a Ramon Llull, en la Fundación Vila Casas, en 2016. Nada de lo que he hecho después está a su altura. Pero puedo seguir intentándolo.

Mientras, pinto y borro. Creo y destruyo. Donde hubo una menina o un árbol, ahora hay un fondo índigo caligrafiado, porque lo de escribir no se me ha pasado. Vislumbro una posible solución: las Pinturas Negras, tantas veces sugeridas. Me costará tanto como los Rojos; tardé años en acabar uno, después de innumerables intentos, hasta que llegó Rothko y puso un poco de orden.

Y escribo. Mucho. Pero este período está marcado por la inseguridad, también en literatura. Esta mañana he publicado un texto en mi blog, he esperado reacciones, han llegado pocas, lo he borrado.

Después de comer he cogido un libro de la mesita de noche de Teresa: La mujer que mira a los hombres que miran a las mujeres, de Siri Hustvedt. Me ha impactado la primera frase: “Las declaraciones de los artistas sobre su propia obra son fascinantes porque nos revelan algo acerca de lo que creen estar haciendo”.

La clave está en la palabra “creen”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s