“El arte es eso que nos va a salvar de la barbarie” / Carl Jung

18OK (copia)

En una entrevista reciente, la primatóloga y defensora del medio ambiente Jane Goodall afirma que “en todas las épocas hay personas excepcionales que han ido definiendo eso que llamamos humanidad: Mandela, Ghandi…”.

Yo añadiría a John Lennon.

Escuchemos ahora mismo la banda sonora de toda una generación: Imagine, está al alcance de nuestro ordenador, como casi todo. Oigamos la letra, dejémonos llevar por su mensaje y decidamos, de una vez por todas, si se trata de un bonito ramo de flores que decora un rincón de nuestra casa o es algo más filosófico. Lo digo al hilo de las noticias que circulan estos días por las redes sociales, afirmando que el Islam y Occidente son como el agua y el aceite. Que la convivencia es imposible. Que no hay esperanza. Que la confrontación es inevitable. ¿Qué pensarían Mandela, Gandhi y John Lennon de estas afirmaciones? Algunos de estos mensajeros tienen mi edad y se emocionaron en Woodstock, leyeron los mismos libros que yo, incluido el Tao Te King, que no es tarea fácil, y alguna vez sostuvieron una flor en la mano pensando que este gesto era importante.

¿Cómo se puede juzgar a una comunidad entera basándose sólo en lo que dicen algunos de sus miembros ultraortodoxos más beligerantes? Es como si los interlocutores más representativos de Occidente fueran los fundamentalistas cristianos norteamericanos, que niegan la teoría de la evolución, mantienen una observancia religiosa estricta basada en una lectura literal de la Biblia y nutren las filas de los ejércitos de los EEUU (entre otras comunidades, ciertamente, por diferentes motivos, la mayoría raciales), al mismo tiempo que se oponen fervorosamente a sus gobiernos, al menor atisbo de liberalidad, mientras esperan la llegada de un nuevo Mesías.

Joan Miró decía que individualmente se consideraba un optimista, pero que colectivamente era un pesimista absoluto. No nos queda otra que seguir trabajando, en la confianza de que la cultura, la educación y la tolerancia sean armas de construcción masiva con las que hacer frente a la violencia y la estupidez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s