0Z7A2148

Siempre he considerado el feedback como un instrumento de trabajo.

Hace unos días publiqué en Facebook una foto de un Díptico Rojo Rothko que estaba trabajando en aquel preciso momento en el estudio. Un work in progress. Me gustan los estados intermedios. Me interesa el proceso. Me pierden los matices. Me encanta ir en moto porque lo importante no es ni el punto de partida ni el de llegada, el objetivo es estar por ahí en medio. Pues bien, en el quicio de la imagen, apenas visible, aparecía una tela vertical con una Menina sobre fondo oscuro apenas perceptible, excepto para el ojo entrenado de un buen aficionado. Ina Terlau lo es. Me preguntó en abierto qué pasaba con aquel lienzo que despertaba su curiosidad y le respondí publicando una foto de la obra, de cuerpo entero, que consideraba inacabada. Ella quería saber si el fondo era negro y le respondí que, como siempre, era índigo (“dark blue”).

En realidad, yo ni siquiera estaba disfrutando de este tramo de la carretera.

Pero el feedback fue abrumador. La obra gustó mucho y los comentarios que me llegaron hicieron tambalear mi criterio, que suele ser ferozmente independiente, inflexible e insobornable, y he dado la obra por acabada, con el título Menina Dark Blue.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s