33 Cecilia Albéniz

En una de las imágenes del Mosaic Museu Isaac Albéniz de Camprodon aparece Cecilia Albéniz, en la plenitud de su belleza. Como toda la familia era políglota y culta. Esta circunstancia y el carácter indómito que debió heredar de su abuelo propició que se convirtiera en azafata de Iberia.

“Cuando yo la conocí – explica su sobrino Julio Samsó – hacía la línea Ginebra-Barcelona y pasaba muchas noches en casa de mis padres. En una época en que no habían juguetes ni buen chocolate, nos trajo juguetes y chocolate suizo a mi hermana y a mí. Fue algo impresionante y yo, que era un niño, me quedaba maravillado ante una mujer tan preciosa. La familia tenía miedo de que sufriera un accidente de aviación y en una ocasión en que quería ir a París para pasar las Navidades con su hermana Diana, comunicó a todo el mundo que no se preocuparan, porque haría el viaje con unos amigos en coche.”

Desgraciadamente tuvieron un fatal accidente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s