002 5 Meninas (copia)

Tengo un amigo en crisis. Lleva toda la vida pintando y ahora no sabe qué pintar. Mientras tanto, pinta. Pero produce poco, por las dudas. Escribe mucho, porque dice que es otra manera de pintar y porque las palabras también llenan el vacío.

Para trabajar necesito creer que lo que estoy haciendo es trascendente. Luego, lo será o no, pero esta fe me sostiene. Nunca he querido ser un pintor profesional. No pinto para ganarme la vida, ni para encontrar un lugar en el mundo. Ni siquiera me interesa el éxito; lo hago para detener el tiempo y para que todo el cosmos esté reflejado en lo que estoy haciendo.

Ahí es nada. Toda la verdad contenida en un único objeto de deseo. ¿Quién es capaz de hacer eso? Alguien debería decirle a mi amigo que a lo máximo que puede aspirar es a transmitir una verdad, casi cualquiera, con las herramientas que mejor se adapten a sus habilidades. Mejor si tiene más de una. Pero pretender detener el tiempo es una locura.

Los artistas pintan, en el mejor de los casos, diez o doce obras extraordinarias a lo largo de su vida. Todas las demás se valoran en función de estas obras referenciales. ¿Qué pasa cuando uno tiene la sensación de que ya las ha pintado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s