Editorial Turner / Fundación Albéniz / Madrid

Suite Albeniz invitacion Turner

El libro empieza así:

Durante la mayor parte de mi vida he vivido de espaldas a mi bisabuelo: Isaac Albéniz. La mayoría de la gente que me rodeaba ignoraba este singular parentesco. Una especie de pudor me impedía manifestarlo; temía que pudiera considerarse un aprovechamiento. Soy pintor y escultor, Albéniz era músico, no estamos tan lejos el uno del otro. ¡Somos colegas! El caso es que cuando alguien de mi entorno profesional citaba esta referencia artística familiar por motivos promocionales yo la eliminaba sistemáticamente, deseando ser reconocido solo por mis propios méritos.

Había otro motivo, más personal y en cierta manera inconfesable: no sabía nada de música clásica. Soy el cuarto de cinco hermanos; llegué un poco descolgado a la familia y las clases de música no me alcanzaron. Ahora, después de veinte años asistiendo a conciertos regularmente, llevo unas cuantas Iberias a mis espaldas y, aunque me sigo perdiendo de vez en cuando (hasta el extremo de que en ocasiones no sé si el que se ha perdido es el pianista o yo, una conclusión temeraria), lo cierto es que estos episodios son cada vez más cortos y espaciados, pero no han desaparecido del todo.

En momentos así pienso que en lugar de ser bisnieto de Albéniz debería haber sido sobrino de Miles Davis, pues mi sentido musical está más próximo al ritmo que a la armonía, aunque sean dos conceptos complementarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s