0Z7A2610

No sé si me gusta el otoño, tiene un punto melancólico que es peligroso para personas como yo (maníaco-depresivos, así definía Nacho Esplá a todos los artistas). Es como un inicio de curso; a lo mejor no me he quitado todavía de encima el trauma que esto significaba cuando era niño. Veo unos ojos color miel muy abiertos, parcialmente ocultos por un flequillo de pelo rubio lacio, mirando atemorizados una ingente sucesión de meses por escalar, cargados de asignaturas, exámenes, lluvia y frío.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s