1 - 20160803_113511

Cuando empezaron las obras de remodelación en la sede provisional del Museo Isaac Albéniz de Camprodon se hizo un soporte de madera, a media escalera, para colocar un panel con una gran foto del compositor. Entonces se me ocurrió la idea de hacer un mosaico de fotos, en lugar de una sola, aprovechando los 56 agujeros que aparecían en el bastidor. De esta manera se podría explicar gráficamente diferentes aspectos de la vida y el entorno de Albéniz.

3 - 20160803_122858

En aquella visita de obras estaba el arquitecto, Ramon Fortet, que cogió la idea al vuelo, al igual que Jorge de Persia, que es el director del museo en funciones. Hacía poco que había visto un álbum de fotos de la familia Albéniz muy interesante, en casa de mi primo Julio Samsó, y se lo pedí para completar el archivo de mi padre. Con este material empecé a diseñar un collage fotográfico que explicara la vida y el entorno mas próximo del compositor. No seguí un criterio cronológico, me lo planteé como un mural pictórico, en función de la composición de las imágenes y su color, incluso recurrí a la fotocopia para introducir un espacio temporal diferente en la composición. Quería que el mosaico vibrara.

4 - 20160803_122949

Una vez acabado apareció como por arte de magia la idea de escribir un libro con el mosaico como estructura. No recuerdo cómo ni cuándo pasó. ¿Será eso la inspiración de la que tanto hablan? La actividad fue febril y me pasé un año leyendo y escribiendo compulsivamente, hasta tener un cuerpo de texto con la potencia suficiente como para compartirlo con mi entorno. Siguieron pasando cosas, a lo largo del siguiente año. Algunas de ellas las transcribí e incorporé al manuscrito, porque lo que en realidad narra este libro es mi experiencia personal con este personaje tan singular.

La idea, ahora, a punto de reabrir el museo, tras siete largos años cerrado, es poner al lado del mosaico una pantalla táctil con la imagen completa del mosaico en la página de inicio, de tal manera que se pueda poner el dedo encima de cada una de las fotos y aparezca entonces en pantalla una explicación de la imagen elegida, en varios idiomas. Como un pie de foto, un poco más extenso de lo habitual.

En otras partes del museo habrá un recorrido cronológico; este no lo es. El espectador clicará en la imagen que le despierte más curiosidad y de esta manera, poco a poco, irá entrando en el universo Albéniz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s