render_02_sumer

Fotomontaje de la segunda parte del Homenaje a Isaac Albéniz. La idea es que sea una obra idéntica a la que está frente al Auditori de Barcelona, pero sin el perfil del intérprete. Sólo el piano con su sombra hueca, que aquí será más visible, elevándose hacia el firmamento, como las notas que es capaz de emitir.

Y a propósito del piano y la suite Iberia de Alba Ventura, el jueves pasado, en el monestir de Sant Pere de Camprodon, con todo el aforo de pie, aplaudiendo y dando las gracias, Alba hizo un gesto de aproximación a su instrumento y el público enmudeció, sorprendido. Se sentó de nuevo frente al teclado y a pesar del tremendo esfuerzo que acababa de realizar nos regaló Sevilla, y sus manos volaron y la música y el gracejo y la gracia fueron un contrapunto perfecto a la exigente contemporaneidad de Iberia. Todavía no se me ha borrado la sonrisa de los labios…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s