tríptico II alta resol

No sé de qué año es este tríptico con tres meninas, ni dónde está; no recuerdo quién se lo quedó, si es que lo supe alguna vez; podría ser que lo hubiera vendido un intermediario a un desconocido. Esta es la última imagen que tengo de esta obra, en mi estudio, poco antes de emprender el vuelo e independizarse. La he encontrado por casualidad. Si alguna vez volvemos a vernos, el extraño seré yo.

Busco en el pasado lo que no encuentro en el presente. Reconozco este lugar: colorista, equilibrado, en cierta manera festivo. La composición se sostiene por la izquierda, amarrada a la línea de horizonte, y por la derecha, donde hay unas manchas de color también con algunas líneas rectas; hay como un ensamblaje. El rojo domina, el amarillo ilumina y el blanco más todavía, mientras el negro perfila y el azul actúa de contrapunto. Las meninas miran de frente, a pesar de no tener ojos dibujados en el rostro. Eso me gusta. En escultura aprecio las figuras que miran sin tener ojos cincelados en el rostro, quizás porque la palabra cincelados me parece que es más potente que dibujados.

El observador observado, en este caso por partida triple.

Pero este es un lugar que pertenece al pasado. Sé hacer esas cosas, pero no sé repetirme y esto me condena a la incertidumbre, porque creo que es una buena pintura. La perspectiva del tiempo y el olvido me han dado la objetividad necesaria para poder afirmar eso.  No sé si seré capaz de volver a pintar así. Creo que no. Quizás de otra manera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s