NY 1982 buena

Me va a costar desconfinarme. Algunos temas relacionados con mi patrimonio, tanto personal como intelectual (estos últimos tienen que ver sobre todo con la herencia de Albéniz), que tanto me está costando resolver -cualquier persona que haya trabajado en gestión cultural institucional sabe de lo que hablo-, me quedan de repente muy lejos y esa distancia me alivia. Por otro lado me parece haber redescubierto el tiempo. Hubo una época en la que era rico en tiempo y pobre en dinero. A mi amigo Lucas Lewin, que me alojó generosamente en su apartamento de Nueva York a principios de los años 80, le encantaba esta definición que había construido a mi medida. Quizás no sea casualidad que haya descubierto algo en el estudio precisamente ahora, después de cuatro largos años de crisis creativa. El silencio no es más que la ausencia de ruido. Además, está el mundo, la velocidad, los viajes turísticos, las fiestas, las inauguraciones, la ambición, las editoriales, las ferias de arte, la política, tan desesperadamente estúpida, y el dinero. Los aviones. El inglés. La gasolina. No sé. La gran novela americana. El miedo. Es como si todo eso me fuera ajeno. No espero que nadie lo entienda, pero yo he estado ahí, donde estamos ahora, sólo que fue hace muchos años y entonces estaba solo y ahora estamos todos. Bueno, la foto es en la Quinta Avenida en 1982 y éramos un millón, bajo el lema NO NUKES. Pero unos años antes de esta concentración viví una temporada en la montaña, sin agua corriente ni electricidad, y sentí vértigo, y algún tiempo después sobreviví unos cuantos años más sin teléfono ni reloj, pero era una elección personal. Luego, poco a poco, la cosa empezó a coger de nuevo velocidad.

– Los liderazgos son lo peor de la humanidad. Debemos evitar los líderes a toda costa y debemos ser capaces de crear autoconocimiento y autoorganización. Habitualmente los líderes son los más imbéciles de todos. No sabemos por qué, pero la selección natural también promociona ignorantes y gente que es incapaz para los puestos de responsabilidad que ocupan y que sirven siempre a las clases no inclusivas.

Lo dice el arqueólogo Eudald Carbonell en una interesante entrevista de Ferran Espada en el diario Público, el 12.04.2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s