0Z7A0116
Todos los héroes son anónimos

Hace unos días emitieron por televisión Oficial y caballero, una de las comedias románticas más famosas de todos los tiempos. Ahora mismo, en algún lugar del planeta, la están emitiendo. En Sudán del Norte, por ejemplo, donde un amigo mío periodista se encontró en una aldea perdida en mitad de la nada una vieja radio a todo volumen con música de Enrique Iglesias. Quiso el azar que el zapping me llevara precisamente a la escena más estremecedora de la película. La primera vez que la vi, lo recuerdo muy bien, no di crédito a lo que acababa de decir a voz en grito el sargento mayor Foley, interpretado por Louis Gossett Jr. (Oscar al mejor actor de reparto en 1982), pero no pude comprobarlo hasta que la vi de nuevo. No tuve que esperar mucho, la programan constantemente. En su discurso de bienvenida a los nuevos reclutas el sargento mayor Foley intercala esta frase: “…y si no os atrevéis a bombardear una aldea enemiga donde podría haber mujeres y niños, ¡lo averiguaré! ¿Entendido?”. Es una amenaza y una declaración de principios. En una comedia romántica. Es una locura. Al final de la película el aspirante Richard Gere, buen amigo del Dalai Lama, se gradúa y estrecha la mano del sargento: “Sin usted, no lo hubiera conseguido”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s