black tree
Black Tree, 2017

Vera Brittain, en Testamento de juventud, describe cómo padece la mal llamada gripe española de 1918, tan parecida al Covid-19, en un permiso que pasa en casa de sus padres, pero no menciona ninguna pandemia, a pesar de que en aquel momento era enfermera y escribió el libro después de la Gran Guerra, cuando ya se había levantado la censura militar que prohibía mencionarla. El virus, procedente de Estados Unidos, viajó en convoyes militares. Es extrañísimo que una persona de su inteligencia y formación no le pusiera nombre. Josep Pla, en cambio, sí que habló de ella y de cómo se refugió en Palafrugell, mientras en Barcelona moría tanta gente que las páginas necrológicas de los periódicos no daban abasto. Es increíble que aquella pandemia, que causó cuatro veces más víctimas que la I Guerra Mundial, considerada una catástrofe humanitaria colosal, no se estudie en los libros de texto de los colegios. Yo lo he sabido siempre porque murió mi abuelo materno, convirtiendo a mi madre en hija póstuma, pero es un hecho histórico muy poco conocido. ¿Olvidaremos también nosotros la pandemia de 2020?

Ya lo estamos haciendo, y todavía no hemos salido de ella…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s