Ous, Km7 Espai d´Art, 2008

Con lo de la pandemia se nos ha pasado por alto una cosa importante: 2020 ha sido el primer año en el que la galería Km7, de José Luis Pascual, no ha abierto, después de una larga singladura. ¿Efecto colateral? ¿Premonición? ¿Fin de una era? La propuestra de José Luis era heroica -estoy oyendo en loop la Eroica, de Beethoven, para ponerme a tono-, porque estaba lejos de las propuestas políticamente correctas y muy cerca del corazón, como dice Messi que lleva al Barça, y yo les creo a los dos. Un grupo de artistas independientes en una galería independiente, eso no podía funcionar, pero lo hizo, y como los grandes amores fue hermoso mientras duró. Ahí nacieron propuestas nuevas y se le dio la alternativa a creadores que hasta su primera exposición no sabían ni que lo eran, y también hallaron refugio unos cuantos outsiders, entre los que me incluyo. El espacio sigue ahí, vacío, pero no tanto, se ha convertido en un showroom personal. Yo creo que eso es lo que fue siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s