NewYork, 1982, foto Lucas Lewin

Suena Walk of Life, de Dire Straits, en Spotify, y mi cuerpo reacciona, sacudido por una descarga eléctrica, y me aparto el flequillo de la frente, yo, que hace cuarenta años que soy calvo, como Mark Knopfler. Pienso en el rock&roll, en aquellos grupos que tuvieron su momento, Chicago, Credence y tantos otros, luego se disolvieron, poco a poco, hasta caer en la memoria, lejos del presente. Muchos de ellos quisieron volver ahí, a la cima de la creatividad y del reconocimiento, pero no lo consiguieron y acabaron reinterpretando una y otra vez sus grandes éxitos del pasado, en un bucle sin fin. Suele pasar, en el mundo del arte, y es un poco triste.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s